5 vinos españoles en el Top 100 de Wine Spectator

La publicación norteamericana Wine Spectator es una de las más influyentes del sector a nivel mundial. Fundada en 1976 y con sede en Nueva York, cada año publica la lista ‘Top 100’ con los mejores vinos del mundo. El ranking de 2021 corona a 5 vinos españoles: Beronia Gran Reserva 2012, Pazo Barrantes Albariño 2019, Atteca Armas 2017, Matarromera Crianza 2018 y El Zarzal 2018.

Esta lista anual se publica desde 1988 y rinde homenaje a las bodegas, regiones y cosechas exitosas de todo el mundo. Los 100 vinos que la conforman son elegidos por los editores de Wine Spectator de entre todos los vinos examinandos ​​durante los 12 meses anteriores, en función de la calidad, el valor, la disponibilidad y el entusiasmo.

5 vinos españoles en el Top 100 de Wine Spectator

El quinteto afortunado

Beronia Gran Reserva 2012. En el puesto número 36 del ‘Top 100’ se encuentra este clásico riojano firmado por Bodegas Beronia. El origen de esta firma se encuentra en una sociedad gastronómica conformada por un grupo de amigos, que, en plena edad de oro del vino español, decidió dar el paso y fundar una bodega. Corrían los años setenta y la competencia era máxima, pero Bodegas Beronia no ha dejado de crecer desde entonces, gracias en buena medida al empuje del grupo González Byass, propietario de la firma desde 1982.

El principal activo de Beronia son las 25 hectáreas de viñas propias que rodean la bodega, en Ollauri; a las que se suman 870 hectáreas más de viñas controladas que se extienden en un radio de 10 km, con una edad media de 30 años. Un magnífico y abundante patrimonio vitícola que le permite contar con materia prima de calidad para crear vinos longevos como este Gran Reserva 2012. Su inclusión en el ‘Top 100’ de Wine Spectator confirma la vigencia de un estilo de vinos que ha dado fama mundial a Rioja.

Pazo Barrantes Albariño 2019 (puesto 57). Un blanco creado por Bodegas Pazo de Barrantes, propiedad de la riojana Marqués de Murrieta, una de las bodegas más importantes del vino internacional. Situado en el corazón de la D.O. Rías Baixas, el bello Pazo de Barrantes está ligado desde hace cinco siglos a la familia de los Condes de Creixell. En 1991 edificaron aquí una moderna bodega en sintonía con el entorno, donde se gesta uno de los mejores albariños del mundo. Tras dos años de ausencia, el Gran Vino Pazo Barrantes Albariño 2019 renace con nueva imagen para ofrecer la máxima expresión de la albariño.

Atteca Armas 2017 (puesto 65). Con más de 100 vendimias a sus espaldas y en su cuarta generación, la familia Gil ha sido altamente responsable de aupar a Jumilla, su tierra natal, a lo más alto con vinos como El Nido o Clio. Fuera de Jumilla, los Gil han desarrollado nuevos proyectos que comparten filosofía: variedades autóctonas, bajos rendimientos en las cepas para que hable la naturaleza y mínima intervención. En la D.O. Calatayud (Zaragoza) cuentan con Bodegas Ateca (2005), donde trabajan con la emblemática de Aragón: la garnacha.

Atteca Armas es su vino ‘top’, y también uno de los mejores garnachas de España y uno de los garnachas españoles más conocidos en el mundo. Un tinto de producción limitada que nace de cepas centenarias cultivadas en una pequeña parcela de apenas 2,8 hectáreas, con suelos de pizarra.

Matarromera Crianza 2018 (78).Valbuena de Duero (Valladolid) es, para muchos, el término municipal más prolífero para el cultivo de la variedad tempranillo en la D.O. Ribera del Duero. Este fue el municipio donde se estableció Vega Sicilia en el siglo XIX, y es el lugar donde muchas bodegas hoy día se rifan un pedazo de viñedo para incorporarlo a su porfolio vitícola. Valbuena de Duero es también el lugar donde nació Bodega Matarromera en 1988. Sus magníficos viñedos de tempranillo son idóneos para crear vinos de guarda. Tintos que le han reportado prestigio en el mundo entero, además de ser una de las marcas más reconocidas por el público español.

El Crianza, elaborado con tempranillo de Olivares y Valbuena de Duero, es su vino más emblemático. Los socios de Vinoselección ya pudieron disfrutar de Matarromera Crianza 2018 hace unos menos, ya que lo presentamos en oferta especial junto a Matarromera Reserva 2017.

El Zarzal 2018. En el puesto 91 figura este blanco de godello creado en la D.O. Bierzo. Detrás de esta etiqueta se encuentra Bodegas Emilio Moro, todo un referente de calidad en Ribera del Duero, consagrada desde sus inicios en 1987 a elaborar tintos. Hace unos diez años, José Moro (presidente de la bodega) comenzó a acariciar el sueño de producir blancos; y, después de mucho probar, eligió la uva godello como la variedad que más le transmitía. Así, aterrizó en las tierras leonesas del Bierzo, donde la godello es la uva blanca protagonista, para crear fantásticos blancos como El Zarzal 2018. 100% godello, fermenta en acero inoxidable y después realiza crianza sobre lías en fudres de 1.500 litros. Un blanco fresco, fragante, con notas de fruta blanca madura y flores.

Quizás te pueda interesar

¿Sabes cuál es la única bodega del mundo con dos vinos en ‘Decanter Wine of the year 2021’?

Emina Cuvée Especial Reserva 2017 y Emina Cuvée Especial Crianza 2018 ¿te atreves a una cata comparativa?

Receta navideña con el mejor maridaje: becada asada y Cune Gran Reserva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *