Emina Cuvée Especial Reserva 2017 y Emina Cuvée Especial Crianza 2018 ¿te atreves a una cata comparativa?

Empezamos 2022 con una Selección Mensual que reúne Reserva y Crianza de Bodegas Emina, el proyecto más moderno de Matarromera. Dos vinos exclusivos, de ahí su apellido “Cuvée Especial”, ya que el equipo técnico de Vinoselección ha realizado una selección de partidas de los exitosos genéricos de la bodega. Y como colofón, un precio increíble, muy inferior respecto a los vinos estándar. Ambos tintos están listos para su consumo; aunque si guardas un tiempo el Reserva, ganará en finura y complejidad aromática.

Por supuesto, están hechos con tempranillo, la uva reina de Ribera del Duero, pero de dos enclaves diferentes que son terruños privilegiados: Valbuena de Duero y Pesquera de Duero. En estos municipios de la provincia de Valladolid se localizan varias de las bodegas más prestigiosas del país. Una propuesta que además te permitirá confrontar dos añadas muy diferentes, la 2017 y la 2018, en una cata comparativa muy interesante.

Emina Cuvée Especial Reserva 2017 y Emina Cuvée Especial Crianza 2018

Parecidos y diferencias

Matarromera (1988), la casa madre, se ha convertido en una de las bodegas de referencia del español. Sus tintos, en una línea clásica, son modelo de éxito en Ribera del Duero. Apenas una década después, en 1995, Carlos Moro se lanzó con su segundo proyecto en la Ribera: Bodegas Emina, también con sede en Valbuena de Duero, pero con una identidad diferente. Emina representa la cara tecnológica, sostenible y de innovación y desarrollo dentro de Bodegas Familiares Matarromera; y sus vinos muestran un estilo moderno y dinámico de entender la tempranillo.

Emina Cuvée Especial Reserva 2017 y Emina Cuvée Especial Crianza 2018 comparten la alta calidad que está en el ADN del grupo, y también una inteligente y respetuosa crianza en roble. En ambos casos, Bodegas Emina ha empleado una combinación de roble francés y americano para la crianza, durante un periodo idéntico de 12 meses. Eso sí, el Reserva ha tiendo una estancia más larga de envejecimiento en botella.

La bodega diferencia bien el viñedo que destina a cada tipo de vino. El origen de Emina Cuvée Especial Reserva 2017 está en Valbuena de Duero; mientras que Emina Cuvée Especial Crianza 2018 se nutre de viñedos situados en Pesquera de Duero.

Emina Reserva es un vino con una producción menor. Si a ello le sumamos que la cosecha 2017 fue especialmente escasa debido a las heladas de abril, es toda una suerte poder disfrutarlo. Una añada marcada por la menor producción, la sequía y la concentración que nos brinda un tinto pleno, profundo y con una buena estructura; arquetipo de lo que debe ser un Reserva de Ribera del Duero. Un auténtico vino de parcela diseñado con viñas viejas de un pago muy singular: Valdebaniego (18 hectáreas), plantado en Valbuena de Duero en el año 1997.

Emina Crianza es la otra cara de la misma moneda. Representa la amabilidad frente a la potencia del Reserva. Nace de los viñedos que Emina trabaja en el entorno de Pesquera de Duero, a una altitud de 900 metros. Son viñas de más jóvenes, con una edad media de 20 años, que aportan una gran frescura al vino. Se muestra más fresco, fácil y fluido, con taninos amables y redondos.

Quizás te pueda interesar

¿Sabes cuál es la única bodega del mundo con dos vinos en ‘Decanter Wine of the year 2021’?

Receta navideña con el mejor maridaje: becada asada y Cune Gran Reserva

Grandes Reservas de Ribera del Duero: tan escasos, tan deseados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *