Descubre cuáles son las características que tiene que tener un buen vino

Las características de un buen vino que debes conocer

Saber cuáles son las características de un buen vino es la clave para atinar en su elección. Y no nos referimos sólo a quedar en buen lugar a la hora de obsequiar a alguien con unas botellas. Hablamos de poder seleccionar un vino de calidad[1] para nuestro propio consumo o ser capaces de emitir una opinión acertada al probarlo.

Un “vinazo” —o al menos, un buen vino— debe destacar en varios aspectos. Se valora su presencia, aroma, sabor, complejidad y estructura, pero, sobre todo, que presente un buen equilibrio entre todos estos atributos.  

Indicadores de un buen vino

Aunque el gusto es subjetivo y puede variar según las preferencias y experiencias individuales, hay particularidades que se consideran indicadores de la calidad del vino. Detallamos a continuación cuáles son estos indicadores:   

  • LA APARIENCIA: Un vino con casta ha de mostrarse límpido, sin turbidez. Los tonos sucios y opacos pueden ser consecuencia de alteraciones químicas o una fermentación defectuosa. Entre las características de un buen vino tinto se valora un color profundo y brillante. Por su parte, los blancos y rosados deben tener tonalidades claras y frescas.  
  • EL AROMA: Los aromas son el primer encuentro con la personalidad de un vino. Por eso, las características de un buen vino comienzan a desvelarse al acercar la a la nariz. En un vino de categoría, bien elaborado, estos aromas suelen ser complejos y expresivos, con predominio de las notas primarias que proceden de la propia uva y que evocan frutas, flores y notas especiadas o minerales. Los tintos pueden oler a frutas rojas o negras, especias y hierbas y apuntar recuerdos terrosos o de cuero. Los blancos tienden a mostrar aromas a frutas blancas o cítricas, flores, hierbas frescas y, en algunos casos, notas minerales o de madera. Si tu nariz percibe estas sensaciones, estás en el buen camino. Ahora bien, si detectas un olor avinagrado o desagradable, seguramente el vino sea malo, esté picado o “tenga corcho” (TCA o tricloroanisol).  Sin llegar al total estropicio, un olor excesivamente marcado a madera también es indicativo de baja calidad. 
  • EL SABOR: Se juzga por su balance y armonía, ya que el gusto personal difiere mucho de un paladar a otro. Un buen vino tendrá una combinación ponderada de fruta, acidez, amargor y cuerpo, que es esa sensación de volumen que percibimos en la boca. Los taninos presentes en los vinos tintos les dotan de estructura y astringencia, por lo que han de estar equilibrados para que se considere de calidad. Los blancos, en cambio, suelen tener menos presencia de taninos y mayor acidez, lo que les otorga una sensación más fresca y vibrante en boca. Los sabores deben ser, además, complejos y duraderos. Se dice que un vino tiene profundidad cuando parece tener capas de sabor que se van desvelando poco a poco. 
  • EL FINAL EN BOCA: Es la impresión que deja el vino después de ser degustado. Un vino de calidad será largo; es decir, tendrá un final persistente y agradable, con sabores que perduran en el paladar después de tragarlo.  
  • LA PROCEDENCIA, UN ÚLTIMO PARÁMETRO A CONSIDERAR: La región vitivinícola y la reputación de la bodega pueden ser indicadores de calidad. Si bien el origen del vino no es garante de su buena factura, algunas regiones tienen una larga tradición en la producción de vinos de raza, y ciertas bodegas son reconocidas por su excelencia enológica, ya que los buenos productores tienden a mantener la consistencia en la calidad de sus vinos a lo largo del tiempo.  

Todas las cualidades reseñadas son propias de un buen vino. Pero no olvidemos que lo esencial es dar con el que mejor se adapte a tus preferencias y convierta cada trago en una experiencia placentera. Recuerda que cada sorbo revela una historia de la tierra, del clima, del esmero del viticultor y del arte del . Encuentres o no el vino perfecto, disfruta del viaje sensorial. 

Quizás te pueda interesar

Toda la información sobre los vinos canarios

Vinos canarios, nuestra reserva enológica más singular

Descubre todas las características del vino Borgoña

Vino Borgoña, meca del vino mundial

Descubre cómo Cepa 21 se ha convertido en la bodega oficial de los Premios Goya 2024

Cepa 21, los vinos de la fiesta de los Goya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sus datos serán tratados por VINOSELECCIÓN para gestionar su comentario o sugerencia. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad o revocar su consentimiento, enviando un correo a gdpr@vinoseleccion.com. Para más información sobre el tratamiento de sus datos, consulte nuestra política de privacidad . Al enviarnos su comentario usted consiente el tratamiento de sus datos personales.